Creatividad ¿por qué los niños son más creativos que los adultos?

Creatividad y ASctitud  Conservadora son opuestos. En otra entrada de este blog, habíamos hablado de la particularidad conservadora del cerebro, que crea modelos de respuesta y los sigue para no perder tiempo. Es decir, el cerebro ante determinada situación busca una respuesta, si funciona la almacena y la guarda para el futuro, de ese modo, cuando perciba una situación similar, responderá usando la misma acción guardada. Esto es algo que resulta útil por su practicidad y velocidad de respuesta, pero a la vez corta la capacidad creativa, porque si siempre se apela a modelos estructurados, no probaremos con opciones nuevas. El no probar opciones nuevas hace que se pierda posibilidades de generar respuestas mejores. Quedamos presos de la vieja respuesta, que dio resultados una vez en situaciones similares, pero podría suceder que para esta situación nueva no sea la respuesta más adecuada, porque nunca dos situaciones son idénticas, y por lo tanto a veces una respuesta vale para dos situaciones y otras veces habría sido mejor probar respuestas nuevas. Después de todo eso es la creatividad. Por ejemplo, vamos a poner el caso de un niño, al que se le había caído una pequeña ranita que era su mascota, en un agujero de unos aproximadamente cuatro centímetros de diámetro y más o menos un metro de profundidad. El padre intenta ayudarlo y hace un lacito con un hilo para tratar de engancharla, con un alambre luego, y con un palito, prueba varias fórmulas para tratar de retirarla y no puede. Abandona finalmente, es imposible sacarla de ahí adentro, el niño cuando queda solo, piensa un instante. Busca un balde y empieza a llenar el agujero con agua, la ranita sale flotando y la saca. Entonces lo que vemos es que una situación que requería una respuesta creativa, que no se le había ocurrido el padre, que estuvo probando modelos diferentes, pero ninguno de ellos adaptado a lo que necesitaba. Entonces, los modelos que tenemos almacenados, muchas veces limitan la capacidad de probar modelos nuevos. El modelo que tenía el padre era de retirar enganchando la ranita de alguna manera, y eso le impedía probar un modelo nuevo, que era hacer que la ranita sola se elevará, en este caso llenándola de agua. Subconscientemente, él tenía grabado el modelo de que había que capturarla, o atraparla, o ayudarla a salir hacia arriba pero no ahogarla en agua, no se le había ocurrido pensar que sí echaba agua, la ranita no se iba a ahogar sino todo lo contrario. Para evitar esta trampa que nos tiende y la capacidad nuestra de generar modelos, los animales superiores han desarrollado, entonces, la tendencia proactiva a hacer juegos cognitivos. Entonces los niños, los bebés, los cachorros, los gatitos tienen tendencia a quedarse largos ratos jugando con alguna actividad que les haga desarrollar esa capacidad creativa de buscar soluciones nuevas. Nos queríamos problemas para empezar a desarrollar soluciones a esos problemas. Por ejemplo, si nosotros le damos de comer a un perro en su cuenco, probablemente, si no tiene hambre, deje esa comida, pero si a ese mismo cachorro le ponemos esa comida dentro de una botella, de gaseosa, de plástico, es muy probable que se pase largas horas intentando recuperar esa comida, esos pequeños granos de comida que están dentro de la botella, esos mismos que en el cuento no se los comía, pero en la botella le resulta interesante, ¿Por qué? por el hecho de que para sacarlos de la botella tiene que pensar, tiene que probar soluciones nuevas permanente, si los gira para acá, si los gira para allá, si lo pone patas para arriba, si lo sacude, si lo muerde, si lo aplasta, va buscando nuevas soluciones. Eso sería un juego cognitivo rudimentario. Nosotros desarrollamos Entonces una serie de juegos cognitivos basándonos en esta característica de los animales superiores, en esa característica de la proactividad, del deseo, de la pulsión que tenemos los animales superiores de desarrollar actividades cognitivas para no quedar entrampados, enganchados, en esos modelos que si no crean en el cerebro y que después el cerebro va a utilizar de manera rutinaria, porque le resulta más cómodo, porque el cerebro es como conservador. Veamos ahora qué sucede con un gato. Un gato, por ejemplo, cuando captura un ratón y no tiene hambre, no lo dejan libre, lo trata de cazar durante largo rato, por qué lo caza durante largo rato? porque es perverso? porque dañino?. No, en absoluto, en realidad el gato lo que está haciendo es aprendiendo nuevas técnicas de caza, nuevas y creativas técnicas de caza. Porque él necesita desarrollar mucha cantidad de modelos, de manera que, por un lado siempre tenga un modelo adecuado a una situación, pero por otro lado, esa amplitud de modelos va a hacer que sea más abierto a la creatividad para generar modelos nuevos constantemente. Si el gato no tiene estímulos desde cachorro, no va a desarrollar entonces esa capacidad de generar mucha cantidad de modelos, o de generar modelos nuevos a lo largo de toda su vida, y no entramparse, no quedar atrapado en modelos viejos, en pocos modelos y quedar atrapado en eso. Entonces qué va hacer? … si no tiene hambre, al ratón o al pajarito que capturó, lo va a soltar, lo va a volver a atrapar, lo vuelve a soltar, lo vuelve a atrapar. Y si cae en un agujero, va a intentar sacarlo de ese agujero, o inclusive muchas veces a propósito deja que se meta en algunos lugares de difícil acceso para probar nuevas técnicas de extracción de ese animal. Es bastante cruel y bastante duro de ver, pero la realidad es que se acaba de fabricar su propio juguete cognitivo el gato en esa situación. Cuando nosotros no podemos observar un rato largo que hace (no lo vamos a hacer en nuestro laboratorio con un ratón un pajarito de verdad pero lo podemos hacer con sustitutos mecánicos) y cuando vemos qué tipo de técnicas va intentando inventar, qué técnicas va desarrollando, podemos nosotros entonces crear juegos cognitivos que desarrollen su capacidad de pensar. ¿Para qué sirve entonces, además de tener la mente abierta, pensar de esta forma, de no quedar atrapados en modelos, tanto el perro como el humano y el gato? … para varias cosas, una de ellas, por ejemplo, es, al no estar encerrado modelos, no tener prejuicios. El prejuzgar hace que uno pueda reaccionar de manera equivocada inclusive con desbordes emocionales cuando no hacía falta. Si yo tengo el prejuicio de que la factura de la luz siempre va a ser una mala noticia, cuando llega mi cuenta de la luz yo ya estoy de mal humor, y ya tengo un descontrol emocional por un viejo modelo que tengo, cuando quizás si yo habría la cuenta de la luz me doy cuenta que no era tanta. No estoy abierto a nuevas posibilidades. Me encierro en viejos prejuicios y eso hace que yo tenga menos capacidad de controlar mis emociones. Bueno hay una serie de cosas bastante interesantes de ver en este tema, pero bueno, lo importante es que el ahondar en el desarrollo de juegos y actividades cognitivas, de control emocional, etcétera, es muy importante para el desarrollo de nuevas habilidades para no quedar entrampados en prejuicios y modelos antiguos, porque el cerebro va a tratar de ir hacia ese lugar, para tener entonces una apertura mental que nos permite un mayor control emocional etcétera … ya vamos a ir viendo en otras entregas.

Translate »